Trabajos Things Happen Trabajos web in english
contacto..




 
Live cinema > El visualófono
 
 
¿Qué es el Visualófono?
 
Es la herramienta que hemos diseñado para realizar nuestras sesiones de vídeo en directo. Nos permite modificar de manera independiente cada parámetro como tamaño, posición, color e intensidad de las imágenes en tiempo real, ya se trate de objetos, personajes o fondos. Así, podemos tener varios elementos proyectados en una superficie y generar interacciones según nos demande el guión, la actividad sobre el escenario, el público o por ejemplo, nos sugiera el ritmo de la música.

Los distintos elementos visuales que acompañan al espectador se entremezclan, interactúan, aparecen y desaparecen, crecen y mutan abriendo un amplio espectro de maniobra para narrar aquello que nos interesa de manera efectiva. El nuevo matiz que adquiere constantemente cada elemento, es inherente a un lenguaje que se adapta constantemente al hilo argumental en el que nos sumergimos para intensificar el mensaje esencial de la obra o sesión.
 
 
¿Qué particularidades tiene?
 
El visualófono nos permite ampliar las posibilidades del vídeo en directo integrando características de otros medios y adaptándolas para crear nuestro propio formato. Así, a la hora de desarrollar la herramienta atendemos a cómo se articula una escenografía en teatro, qué particularidades tienen los diferentes montajes en el cine y la publicidad, de qué recursos se vale la animación... como elementos mínimos y máximos de nuestro lenguaje.

Permite al ejecutante configurar las propiedades de los elementos gráficos (objeto-personaje) en función del hilo argumental, de las ideas y sensaciones que quiera comunicar dando respuesta inmediata a los estímulos del entorno.
 
 
 
 
¿Cómo funciona?
 
 
El visualofono permite modificar en tiempo real y de manera independiente para cada elemento proyectado varios parámetros. Así, jugamos con el tamaño, la posición, la intensidad, la iluminación y el color de cada objeto.

Jugando con estos parámetros -tamaño, posición, iluminación y color- dotamos de expresión a cada uno de los objetos-personaje. Dicha expresión crece y varía en el tiempo y nos permite transmitir sensaciones diferentes según lo demande la sesión. El valor semántico del objeto se ve constantemente modificado por su situación en el plano, la posición relativa respecto a los otros elementos, la intensidad de la luz que recibe, etc. para cumplir las diferentes funciones que demande el transcurso de la pieza, obra o sesión. Así, facilita la comunicación del desarrollo conceptual al que asiste el espectador.

Es posible iluminar una escena o sólo parte de ella, acercar o alejar cada elemento, moverlos a nuestro antojo por el espacio de proyección. Así como intercambiar la función de cada elemento: en un momento dado, un objeto del decorado puede convertirse en personaje principal o viceversa.